TRATAMIENTO HIDRATANTE CON PARAFINA

Debido precisamente a sus propiedades hidratantes, la parafina está muy indicada para pieles secas, que presentan problemas de hidratación, falta de elasticidad y grietas o escamas que puedan aparecer como resultado de la sequedad de la piel.

 

La aplicación de la parafina sobre la piel tiene la peculiaridad de que forma una película aislante que evita que se pierda o evapore la humedad del tratamiento y favorece que se mantenga en las capas internas de la piel. Es decir, contribuye a retener la pérdida de hidratación manteniendo la temperatura corporal eliminando además las toxinas. Es por ello que las zonas donde más se suele emplear este sistema es en manos, muñecas, codos, hombros, pies, tobillos, rodillas, muslos y en la cara.

 

TRATAMIENTO PARA MANOS Y PIES

 

Las manos y los pies son las partes del cuerpo más castigadas, ya que suelen estar más expuestas al exterior, por lo contacto, con ciertos agentes externos o simplemente un paso brusco del frío al calor en los cambios de estación, pueden derivar en sequedad o en la aparición de grietas y arrugas. Para conseguir la rehidratación de esta parte del cuerpo, la parafina es uno de los métodos más eficaces (si bien es menos recurrente que otros).

 

 

El tratamiento debe durar 15 minutos

SILDELA © 2015